utecA la publicidad exterior se la acusa a menudo de ser inútil y sumamente molesta. Sin embargo, lo cierto es que, cuando se exprime las neuronas, no sólo no es un “incordio” sino que es también tremendamente útil.

Así lo demuestran al menos la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) de Perú y la agencia FCB Mayo en una novedosa valla publicitaria que absorbe la contaminación y purifica el aire.

La valla, que se vale de procesos termodinámicos para atrapar sustancias contaminantes en un filtro de aire, tiene capacidad suficiente para limpiar aproximadamente 100.000 metros cúbicos de aire cada día, el equivalente al impacto medioambiental generado por 1.200 árboles.

 

 

 

 

 

Más allá de ser un auténtico “regalo” para el medio ambiente, esta sorprendente valla cumple también con su cometido publicitario: mostrar al mundo los ingeniosos inventos salidos de las aulas de UTEC.

¿Su única “pega”? Que esta valla publicitaria ecológica nace en realidad como respuesta a la contaminación derivada de la construcción del nuevo campus de UTEC, donde está instalada con la intención de minimizar en la medida de posible la polución ocasionada por las obras. Es decir, que sus creadores purifican el aire que previamente han contaminado.

Aun así, hay que decir a favor de UTEC que no es la primera vez que esta institución apuesta por la ecología en sus acciones publicitarias. El año pasado creó una valla publicitaria que convertía la humedad atrapada en el aire en agua potable para los habitantes de la árida ciudad de Lima.

 

 

Fuente: Marketing Directo

preloader