¿SABÍAS QUE ERES VISUAL THINKER?

Algo que nos ha definido como seres humanos es poder comunicarnos con otros, eres un pensador visual.

Nuestro cerebro es un tesoro y las formas de utilizarlo son miles. Estudiamos nuevas maneras de llevar a cabo el proceso de racionalización. Por supuesto, también las marcas, esto es ejemplo de visual thinking,

El visual thinking es una técnica para comunicarse plasmando nuestras ideas y pensamientos a través de gráficos.

Esta técnica utilizada en el mundo del marketing por las cualidades que presenta es una forma sencilla y práctica de expresar una idea para comunicarla a los demás y desarrolla la creatividad. La gestión de emociones son desarrolladas cada vez más en las empresas para impulsar la imaginación y que el público llegue a conclusiones innovadoras.

El visual thinking funciona porque el 80% de nuestro cerebro está diseñado para procesar mejor la información a través de imágenes.
Una carita sonriente, una bombilla encendida o una flecha hacia arriba, tienen entidad por sí mismos. No hay que añadir nada más.
En nuestra era digital y globalizada, el visual thinking se da sin ser conscientes de ello. Marcas y empresas evolucionan en los modelos de comunicación con clientes basados en publicidad exterior, apps, Internet y el poder de lo visual, ahora son un todo.

Según Dan Roam, experto en visual thinking, el proceso del Pensamiento Visual tiene estos sencillos pasos:

1.Mirar, observamos lo que nos rodea, lo que forma parte de nuestro mundo y rutina. Los objetos nos inspiran.

2. Ver, seleccionamos lo interesante, analizamos esos objetos, extraemos ideas y conclusiones.

3. Imaginar, es momento de hacer uso de la creatividad. Nuestra mente transforma el concepto en una imagen que nos ayudará a descubrir nuevos horizontes .

4. Mostrar, lo plasmamos y finalmente nuestro concepto puede comunicar a los demás lo que queremos decir.

El visual thinking ofrece a las marcas y empresas multitud de recursos originales, creativos e inesperados, convierte lo intangible en tangible.

Las marcas encuentran una forma de conectar con sus clientes o con otros socios pues consigue crear historias, mensajes precisos y sugerentes con solo una imagen. Extendiendo la capacidad de comprensión y síntesis; desencadenando procesos compartidos de pensamiento, diálogo, diseño y acción.

Es mucho más sencillo de lo que imaginabas. Así que anímate a usar publicidad exterior, permite que las imágenes que se relacionen con tu empresa tengan un mejor alcance y comunicación. En Big Ideas somos expertos en el área y estamos dispuestos a ayudarte.

preloader